Así nos ven

Como nos ven

 
Carmen Ávila

Recuerdo el día que te conocí, en Campanario, desde el minuto uno sabía que me llevaría bien contigo, porque tienes ese punto loco en el que me veo reflejada, aunque a mi se me tarde más en ver.

Aunque yo me fio de mi instinto y me dijo que merecías la pena, no todo se lo dejo a él, el pasar del tiempo lo ha confirmado, eres “BUENA GENTE”, clara y dicharachera. Recalco lo de buena gente, porque creo que es de lo mejor que se puede decir de alguien y tu lo eres, no por quedar bien contigo, sino porque lo pienso, porque ayudas a abrirse puertas hasta a tu competencia si es necesario, porque eres de echar una mano, sea quien sea.
Clara, sin dobleces, dices lo que piensas y lo que sientes, lo que se ve es lo que hay, y todo éso aderezado siempre con esa sonrisa, sincera y amplia. Me gustas.
Un besazo corazón.
 
Elvira (Badajoz)
  1. Como nos ven

Carmen Ávila
 
Siempre tuve una sensación contradictoria ante un volcán, con toda la fuerza que emana de él, con el peligro que se le presupone, a mi sin embargo me genera una sensación de paz y bienestar interior dificil de transmitir.
Carmen es eso para mi, volcán y luz
Todo en ella es fuerza, energía y pasión que canaliza sobre su trabajo, amigos y familia…pero también es humildad, generosidad y talento.
En ella se sita el foco, sin que lo pretenda, la gente la mira y la sigue, sin que se lo proponga.
Te hace descubrir lo que necesitas comprar, no vende.
Cuida a sus compañías desde el compromiso, la confianza y la profesionalidad. Si no cree en el proyecto, no sabrá venderlo.
Ávila es tesón, carisma y eficacia. Vuela en coche a cada bolo, como si fuera el último. Sonríe aunque no cierre el siguiente. Sabe lo que es la venta desde muy joven y tiene esa psicología de calle “lo que viene siendo instinto” para conocer en una breve entrevista el perfil que tiene delante y ofrecerle lo mejor adaptado a sus necesidades, sea creativo, sea gestor cultural.
Cree y confía en ella y en el producto que mueve, porque es sensible, son personas.
Derrocha su alegría, su cante y “buen rollismo” porque entiende que el trabajo sin cariño, sin risas, es peor trabajo
Ella distribuye teatro porque ama el teatro, Y ha hecho del teatro su vida, porque la enamoró.
Y aquí anda, ofreciendo lo mejor de si.
 
Esther Monleón (Málaga)

carmenavila.es utiliza cookies para que tengas los mejores resultados. Si continúa navegando estás dando tu consentimiento a nuestras políticas de cookies y privacidad.